Permutas financieras (SWAP)





El Contrato de Permuta Financiera de Tipo de Interés (Swap), es un contrato que consiste en intercambiar sobre un capital nominal de referencia y no real ( nocional) los importes resultantes de aplicar un coeficiente distinto para cada contratante denominados tipos de interés ( aunque no son tales, en sentido estricto, pues no hay, en realidad, acuerdo de préstamo de capital) limitándose las partes contratantes, de acuerdo con los respectivos plazos y tipos pactados, a intercambiar pagos parciales durante la vigencia del contrato o, solo y más simplemente, a liquidar periódicamente, mediante compensación, tales intercambios resultando a favor de uno u otro contratante un saldo deudor o viceversa, acreedor.

Un contratante se somete al pago resultante de un referencial fijo de interés, mientras el otro lo hace a uno variable sometido a las fluctuaciones de los mercados financieros, de modo que la aleatoriedad y la especulación son notas características de tal clase de contratos.

Es una contrato atípico, pero lícito al amparo del artículo 1255 del Código Civil y 50 del Código de Comercio, importados del sistema jurídico anglosajón, caracterizado por la doctrina como consensual, bilateral, es decir generador de recíprocas obligaciones, sinalagmático (con interdependencia de prestaciones, actuando cada una como causa de la otra), de duración continuada y en el que se intercambian obligaciones recíprocas.

Este tipo de contratos fueron comercializados en masa por todas las entidades financieras durante los años 2.006, 2.007, 2.008 y 2009.

VALLVERDU ABOGADOS ha impugnado todo tipo de contratos de permuta financiera en todas sus modalidades (SWAPS DE TIPO DE INTERÉS, IRS, SWAPS A LA INFLACIÓN, PERMUTAS FINANCIERAS DE TIPO DE INTERÉS, SEGURO DE TIPO DE INTERÉS, COBERTURA DE INTERÉS, STOCKPYME, RISCKPYME, EURIBOR PLAN PREVER-5.7 E3, CLIP BANKINTER,…) contra el Banco Santander, Banco Sabadell, BBVA, La Caixa, Banco Popular Español, Banesto, Bankinter, Caixa Galicia, Caja Rural, Caja Madrid, Banco Guipuzcoano, etc…

Estos contratos fueron comercializados por las entidades bancarias como seguros gratuitos para la protección de los préstamos de la subida de los tipos de interés. Sin embargo este tipo de productos son auténticas apuestas que consisten básicamente que en caso de la bajada de tipos de interés el cliente está obligado a pagar al Banco importantes cantidades y en caso de subida de los tipos de interés conforme al tipo pactado el Banco abonaría pequeñas cantidades.

Las Permutas de Tipos de Interés fueron comercializadas a todo el mundo, tanto a empresas como a particulares que tuviesen concedido un préstamo o fuesen a reestructurar una deuda, con independencia de su experiencia y conocimientos financieros, cuando los tipos de interés estaban subiendo. La duración de estos contratos solían ser de 2 a 6 años coincidiendo los períodos de la vigencia de los contratos con las caídas de los tipos de interés, encontrándose cientos de miles de personas y sociedades obligadas a pagar cantidades importantes de dinero que en muchos casos les supusieron la ruina de sus familias y sus negocios.

Entre los años 2010 y 2013 se interpusieron miles de demandas por nulidad en los vicios del consentimiento contra las entidades financieras, generando una enorme casuística con numerosísimas resoluciones favorables a los afectados y una importante jurisprudencia en esta materia por todo el territorio nacional.

En VALLVERDU ABOGADOS ha interpuesto demandas prácticamente contra todas las entidades financieras por este tipo de producto financiero en todas sus modalidades obteniendo una prolija cantidad de sentencias estimatorias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies