Día a día en nuestro despacho, Lindorff está presente con nuestros clientes.

Esta mercantil se dedica a los recobros sin ningún tipo de respeto, ni hacia nuestros clientes, con los que, incluso llega a la coacción, ni hacia los jueces.

Afortunadamente, desde Vallverdú Abogados acabamos de conseguir que el Juzgado de Primera Instancia de Mieres Nº 1 le pare los pies a esta empresa con tan mala praxis.

Lindorff ha tratado de subrogarse procesalmente en un procedimiento de reclamación de cantidad de una deuda de Banco Sabadell, sin acreditar su legitimación y sin aportar su minuta de cesión de créditos, a pesar de haber sido requerida, por lo que no se ha admitido la demanda. Con un desconocimiento pleno del procedimiento establecido, Lindorff recurre la decisión del Juzgado siendo desestimada por la Audiencia Provincial de Oviedo e imponiéndole las costas.

Desgraciadamente, este insólito hecho es una práctica habitual en este tipo de empresas, a las que los bancos están cediendo en bloque sus deudas, sin previo aviso y privando del derecho de tanteo y retracto a los deudores.

El deudor, una vez que es conocedor de la cesión de crédito de su acreedor, tiene derecho de tanteo y retracto, pudiendo igualar el precio de cesión liberándose así de la deuda contraída. Pero las empresas de recobros siempre intentan privar al deudor de esta posibilidad.

En el presente caso, Banco Sabadell y Lindorff no sólo no respetaron los derechos de tanteo y retracto del deudor, sino que tampoco tuvieron en cuenta el procedimiento establecido.

Una mala praxis que se ha convertido en una práctica habitual y que, afortunadamente,  hemos podido superar en esta ocasión desde Vallverdú Abogados.

Os dejamos la sentencia:  AUTO A. PROVINCIAL OVIEDO 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies