Valores Santander

Valores Santander, los podemos clasifican dentro de los llamados productos híbridos porque combinan características propias de los títulos de renta fija y de los derivados sobre acciones, lo que dificulta su valoración.

Es básicamente un bono corporativo que puede ser convertido por el titular en un número determinado de acciones del emisor de la Obligación Convertible.

En el momento de ser emitidos, se comportan exactamente igual que los bonos tradicionales en los que el titular recibe unos pagos periódicos (cupones) conocidos con antelación. La particularidad de los convertibles es que, bajo determinadas circunstancias especificadas en el contrato, tanto el emisor como el titular tienen el derecho de cancelar dicho contrato con la contrapartida.

Los Valores Santander fueron emitidos por el BANCO SANTANDER en el año 2007, a través de una sociedad instrumental SANTANDER EMISORA 150 SAU, con el objetivo de financiar la adquisición del banco holandés ABN AMRO, mediante una OPA lanzada conjuntamente con ROYAL BANK OF SCOTLAND y FORTIS.

Las condiciones económicas y funcionales de la emisión están condicionadas a que la OPA sobre el ABN AMOR prosperase o fracasase, ya que en caso de no materializarse la misma, los Valores quedaban configurados como un producto de renta fija que sería amortizado el 4 de octubre de 2008 con el pago de una rentabilidad del 7,5% TAE, mediante el pago de cuatro cupones trimestrales. Sin embargo, si la OPA se materializaba, lo cual ocurrió finalmente, los Valores Santander pasaban a tener la condición de producto de renta variable estructurada, debiendo ser canjeados por obligaciones convertibles que, sin solución de continuidad, serían a su vez canjeadas por Acciones Ordinarias del BANCO SANTANDER.

VALORES SANTANDER fueron colocados a principios del mes de septiembre de 2007
por valor de 7.000 millones de € mediante la red comercial del BANCO SANTANDER entre
más de 129.000 clientes minoristas.

La colocación fue un éxito, pues los comerciales que lo hicieron ofrecieron a sus clientes un producto inmejorable, con una atractiva rentabilidad y garantizado recuperando su capital al cabo de cinco años pero en vez de dinero en acciones.

Nada más lejos de la realidad pues VALORES SANTANDER es un producto complejo, destinado a clientes profesionales que conlleva riesgos importantes.

En octubre de 2012 se materializa la conversión y los afectados por este producto sufrieron un 59% de pérdida patrimonial. En ese momento los tenedores de los valores acuden a su sucursal y es en ese momento y no otro, cuando le explican la verdadera naturaleza de lo contratado y que el Banco no puede hacer nada y que han de asumir la pérdida.

En VALLVERDU ABOGADOS entendemos que ha habido una falta de información manifiesta en la comercialización de los VALORES SANTANDER y en este sentido hemos interpuesto numerosas demandas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies