985 355 167 [email protected]

La sentencia determina que el matrimonio prestó consentimiento por error al no ser informado debidamente de la realidad de la entidad financiera.

El demandante obtendrá del banco 15.415,47 euros, más los intereses legales.

Una jueza de Gijón acaba de condenar al Santander a devolver a un matrimonio lo invertido en acciones del Banco Popular. Concretamente 15.415,47 euros, más los intereses legales devengados, que volverán a sus dueños, un matrimonio que, según determina la jueza en la sentencia, no fue debidamente informado de la situación real del banco cuando adquirió las acciones.

La sentencia establece que “en el presente supuesto, la parte demandante ha presentado informe pericial, debidamente ratificado en el acto del juicio, a cargo del perito, en el que de forma detallada se expone que la información facilitada no reflejaba en el balance, la imagen fiel de la empresa en la ampliación de capital, exponiendo que el Banco Popular no realizó un seguimiento adecuado de la evaluación de riesgos”.

Finalmente, la jueza concluye: “Por ello, el folleto indujo a un evidente error a los adquirentes de las acciones, error excusable, por derivarse de una información elaborada por el emisor con un proceso de autorización del folleto y de supervisión de un organismo público, y en la que era razonable confiar para basar su decisión. Dicha decisión, con toda seguridad, no se habría tomado de haber podido conocer el inversor por otros medios que no estaban a su alcance cuál era la situación real por la que atravesaba el banco. Por lo tanto, ha de concluirse que el consentimiento prestado al ordenar la suscripción de las acciones se hallaba viciado por dicho error, lo que determina la nulidad de la contratación, conforme a lo dispuesto por los artículos 1265 y 1266 del Código Civil.”

Rubén Cueto Vallverdú, socio director de Vallverdú Abogados, afirma que: “Es importante que se sepa que se puede recuperar el dinero que el Banco Popular estafó a sus clientes al no reflejar la imagen fiel de la entidad en la ampliación de capital de 2016. Y también que esa posibilidad termina en junio de este mismo año, que expira el plazo para demandar. Nosotros hemos acreditado de nuevo que el Banco Popular no reflejó la imagen fiel de la empresa recuperando así los ahorros de un afectado más. Y seguimos en ello.”

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies